Life & Opinion

Un plan de reactivación y reestructuración sencillo y sensible

Este post expone los puntos claves de un plan que busca tanto la reactivación post-COVID y una reforma estructural y es lo suficientemente sencillo para ser realizable en el corto y mejorable al largo plazo.

Premisa

El plan parte de una premisa clara e incontrovertible:

  • Las reformas sociales que funcionan tienden a ser sencillas. Si bien las partes pueden requerir de más discusión, el plan básico debe ser simple.

Plan

Los cuatro pilares del plan son los siguientes.

COVID-19

La necesidad inmediata es controlar la emergencia del COVID-19 canalizando esfuerzos a, ambos, una (pronta) vacunación y un (rápido) escalamiento de la producción de suero equino.

Tramitología

No se pueden eliminar todos los trámites, pero los trámites excesivos impiden a los ciudadanos experimenten con ideas/iniciativas empresariales—lo cual es clave para una reactivación pronta. Para esto, las instituciones pueden designar trámites secundarios como responsabilidades a futuro a requerir solamente de las ideas/iniciativas que fructifiquen.

Gasto

Una comisión multisectorial de recorte del gasto público puede enfocarse en reducir las pensiones de lujo, evitar las redundancias en altos mandos, y reunificar instituciones. Para evitar maltratar a funcionarios públicos con rangos bajos y medios, la comisión debe evitar eliminar las plazas de funcionarios que ganen menos de dos veces el salario mínimo profesional para su cargo (los cuales pueden ser reubicados en lugar de despedidos). Pero para garantizar resultados, es prudente que las recomendaciones sean inapelables.

Es ideal que de manera separada (para no poner todos los huevos en la misma canasta) se lleven a cabo esfuerzos para renegociar la deuda y reducir la evasión fiscal.

Impuestos

La manera más directa de incentivar una economía es no cobrar impuestos. La manera más directa de redistribuir la riqueza es cobrar impuestos. Por las razones que sean, Costa Rica no ha podido definir una carga tributaria óptima. Es hora de pensar en alternativas innovadoras.

Por tanto, en lugar de tratar de encontrar un punto único óptimo, lo que este plan propone es una tasa IVA variable ajustada al nivel de desempleo. Una tasa baja (a negociarse) aplicaría en tiempos de desempleo alto—para reactivar la economía. Una tasa más alta (a negociarse) entraría en vigencia cuando el desempleo baje del 7%—para redistribuir riqueza.

4 Comments

  1. bueno idea, hay otro punto que podria estar interesante es de pasar a 5 dias de trabajo con un pequenito disminuido del salario con compensasion del estado para emplear a unos que no tienen trabajo y cambiar la politica del tourismo. Ahora muchos paises imitan el CR con un toursmo ecologico y de base la naturaleza y este paises son mas barato. Necesita encontrar un nuevo tipo de toursimo. Ya he proposido algo a la ministeria del tourismo pero no ha ponido la pena d leer mi mesage.

    1. La negociación de cuánto es el mínimo/máximo de impuestos/gasto (punto 4 del plan) consideraría el tema de cuáles tipos de compensaciones se pueden considerar en años flacos y cuáles serían posibles en años “mozos”. Creo que su punto merece consideración en este contexto. Dicho esto, sí me parece que en lugar de discutirlo como algo específico al turismo, el tema se podría contemplar dentro de la idea que se llama “universal basic income” (UBI). El UBI es una idea que vale la pena explorar pues permite ayudar a los que menos tienen a la vez que minimiza la oportunidad para ineficiencias/corrupción. Además, el UBI permite subir/bajar el monto recibido por cada persona, lo cual lo hace compatible con la idea de una tasa de impuestos variables (punto 4 del plan).

      Con respecto a que no le han tomado en cuenta en el Ministerio. Pues lo mejor que puedo decirle es que no se lo tome de manera personal, porque en Costa Rica nadie escucha a nadie (lamentablemente). Un gran saludo, y ¡fuerza con esa escuela de buceo!

Leave a Reply